Banda Sinfónica Municipal de Alicante

Fecha:
Sábado 24 septiembre 2022
Lugar:
Auditorio ADDA Diputación de Alicante
Hora:
20.00h
Precio:
Engtrada libre con invitación hasta completar aforo
Procedencia:
Comunitat Valenciana
Programa

Alien, el octavo pasajero (1979) Jerry Goldsmith (1929-2004)  Arreglos: Pablo Olivas

One thousand seconds of exorcisms against human stupidity (2021) Pedro Salinas (1973)

Jaleo (2017) Sixto Herrero (1965)

La ciudad (2018) Sixto Herrero (1965)

El planeta de los simios (1968) Jerry Goldsmith (1929-2004) Arreglos: Pablo Olivas

Alien, el octavo pasajero, Jerry Goldsmith
La música de Alien, el octavo pasajero se ha ganado por méritos propios estar doblemente reconocida dentro de las más destacadas de la historia. Por un lado, porque Goldsmith realizó un trabajo impresionante y tremendamente original y atrevido para su época. El resultado es una banda sonora en la que Goldsmith consigue aunar una sensación de extrañeza, misterio y humanidad en un mundo espacial y futuro. Un mundo asaltado por un ser raro y brutal frente al que no sabemos cómo enfrentarnos, pero que a la vez nos parece extrañamente atractivo. Esa es precisamente una de las razones por las que Goldsmith es considerado uno de los más grandes compositores de la historia.

One thousand seconds of exorcisms against human stupidity, Pedro Salinas
La obra fue Mención Especial del Jurado en el Concurso Internacional de Composición *NOVIMUSICO de Nueva Ligure en Italia en agosto de 2021 y fue el primero de los seis galardones internacionales que ha recibido el compositor hasta entonces. La “Giura” destacó la obra por una escritura de gran interés con predominio y combinaciones ‘coloristas’ particulares. En palabras del jurado, “la escritura compleja, especialmente en el campo de las maderas, hace que algunas páginas sean de gran dificultad técnica en su conjunto. El dominio técnico en el trato de la plantilla instrumental confiere a la pieza un alto nivel de calidad”. El planteamiento formal está estructurado por una serie de secciones cohesionadas por la célula inicial y que se presentan siguiendo un tipo de sucesión de Fibonacci en los segundos 100, 200, 300, 500, y 800… y utiliza los últimos 200 segundos para cerrar la obra.

Jaleo, Sixto Herrero
Nace como una obra en forma de suite para cuarteto de saxofones y banda de música en la que cohabitan y subyacen diferentes danzas hispanoamericanas: desde el flamenco, representado por el cante jondo y el ritmo por bulerías, pasando por los valses y joropos venezolanos y los danzones cubanos, hasta las milongas y tangos argentinos y las sambas brasileñas. La orquestación está organizada para un cuarteto de saxofones como grupo de cámara solista, en el cual se pueden dar cambios de instrumentos entre sus miembros, y para banda de música como grosso. La primera danza que se ha escrito dentro de la forma de suite musical y subtitulada “De la bulería y el cante jondo” está inspirada en el flamenco español. En esta pieza subyace el ritmo por bulerías y alegrías, intercalado por el ayeo de un cante jondo, es decir, de un tramo inspirado en el “cante adelante” planteado en forma de melismas como si de un cante minero flamenco se tratara. En esta primera danza, el cuarteto de saxofones estará formado por tres saxofones sopranos en sib y un barítono en mib. En esta ocasión, la formación, además de actuar como solista, introduce la temática flamenca a partir de elementos sonoros basados en el espectralismo musical, conseguido mediante el uso de técnicas extendidas propias de los instrumentos. La banda de música representa el acompañamiento de la guitarra de manera metafórica sin abandonar en muchos casos el concepto de grosso. Asimismo, cumple con la función de acompañar y contextualizar sonora y motívicamente el discurso musical de los solistas.

La ciudad, Sixto Herrero
Esta obra está escrita para gran banda sinfónica de música en un solo movimiento en forma de rapsodia. La pieza está compuesta a partir de los modos antiguos gregorianos usados a partir de un nuevo concepto, la neomodalidad. Esta técnica permite alcanzar nuevos patrones modales con los que se diseñan las diferentes secciones de la obra musical y, en especial, las dos últimas. La obra representa, de manera conceptual, la ubicación territorial de una ciudad y su evolución a través de los tiempos. Para ello, como idea metafórica, la música comienza describiendo el paisaje perteneciente al hombre de la prehistoria, del Paleolítico al Neolítico, del Homo habilis al Homo sapiens. Es decir, del hombre de las cavernas, de la piedra tallada, de su arte rupestre y musical al hombre sedentario que, tras la aparición de la escritura, comienza a crear los primeros asentamientos humanos y, como consecuencia, las primeras ciudades que, muchas de ellas, se desarrollarán hasta llegar a nuestros tiempos, tal y como hoy las conocemos. Por tanto, estamos hablando del hombre pre-europeo y de la herencia urbana recibida tras el paso de las edades de la historia occidental. En resumen, la obra intenta describir los diferentes paisajes que formaron parte de una ciudad: desde un paisaje natural sin edificaciones, del primer asentamiento humano en sus postrimerías, de la creación de la primera ciudad y su transformación hasta nuestros días. El proceso se describe mediante la música, partiendo de un material musical antiguo y  tranformándolo de manera paralela a la ciudad según las edades más representativas de la historia occidental.

El planeta de los simios, Jerry Goldsmith
Una BSO experimental. Otros compositores ya habían utilizado música contemporánea y experimental en esa época, pero Goldsmith fue el primero en hacerlo en un título de gran éxito como este. Algunos la identifican como la primera banda sonora completamente atonal en una película de Hollywood. Desde los títulos de crédito, la música muestra claramente sus intenciones: una serie de percusiones (filtradas a través de un echoplex), un pequeño fraseo de piano, diversas explosiones en los metales… es el sonido perfecto para situarnos en un
mundo alienígena y primario. Aunque en ocasiones la banda sonora se mueve por terrenos más atmosféricos mientras acompañamos a nuestros astronautas a descubrir este extraño planeta, la música brilla en sus continuas muestras de acción y violencia orquestal. Esa energía explota completamente en la extraordinaria The Hunt, escena que se podrá disfrutar como colofón al concierto.

 

Trayectoria

En abril de 1912 se fundó la Banda Municipal de Música de Alicante, bajo la dirección de Luis Torregrosa García (autor del Himno de las Hogueras). La agrupación realiza su primera actuación el 3 de agosto de aquel año con los 45 instrumentistas que la formaban. En sus inicios tenía un carácter amateur, a pesar de que con gran calidad interpretativa y sonora. Entre los galardones obtenidos hay que destacar, entre otros, el «II Premio de Bandas Civiles», conseguido a Bilbao, en julio de 1919 y lo «I Premio en el Certamen Regional» de València.

Tiene numerosos reconocimientos por su colaboración con varias entidades públicas y privadas dentro y fuera de la provincia de Alicante. Colabora habitualmente con las agrupaciones fiesteras de la capital como son la Federación de Hogueras y Barracas, la Federación Alicantina de Moros y Cristianos y las Hermandades y Cofradías de la Semana Santa Alicantina.

Actualmente, cuenta con una plantel de 55 profesores y es una de las tres agrupaciones musicales profesionales que existen en la Comunidad Valenciana. Está considerada una de las bandas sinfónicas más prestigiosas de España.

Desde la apertura del Centro Cultural Las Cigarreras, a las postrimerías de 2010, la Banda dispone de una nueva sede: la Casa de la Música, desde donde ofrece un buen número de conciertos.

Ficha artística

José Vicente Díaz Alcaina, director

Sinfónico
Banda Simfónica Muncipal de Alicante